SEMCO, UNA EMPRESA DISTINTA (Tema 3)

Me ha llamado la atención la forma de gestionar esta empresa, Semco. Una empresa  en la que el trabajador fija su salario, sus horas de trabajo, su participación en la empresa, etc.

Semco se dedica a la producción de maquinaria agrícola, y la filosofía de la empresa se centra en prescindir del autoritarismo, lo que según la empresa mengua la productividad.

En esta empresa todos los trabajadores saben lo que ganan los demás y lo que trabajan. Apenas existe jerarquía y el liderazgo se basa en el respeto que sean capaces de ganarse. La contabilidad está a disposición de todos y todos reciben cursos de los sindicatos para saber entender esa contabilidad. El espacio es abierto (no hay tabiques); hay total libertad para vestir y no hay recepcionistas  ni secretarios o secretarias, todos realizan esos trabajos. A grandes rasgos así se trabaja en Semco.

Cuando comenzaron estos cambios los expertos opinaban que no prosperaría, pero 15 años después su productividad se había multiplicado por siete, sus beneficios se quintuplicaron y la plantilla se ha incrementado pasando de 100 a 3000 empleados.

Ahora se ha convertido en un ejemplo para otras empresas como IBM, General Motors, Kodak, y otras muchas, con el fin de encontrar una forma de trabajo más gratificante y productiva.

El origen de esta empresa brasileña está en el año 1953, cuando fue creada por el ingeniero austríaco, Antonio Curt Semler. Se dedicaba a la producción de maquinaria agrícola, más concretamente a las bombas de extracción de agua marina que se vendían en los astilleros.

La empresa la heredo su hijo Ricardo Semler, con 21 años, a principios de los 80; tiempos difíciles para la economía del país, lo que repercutió en su empresa y en su salud debido al stress, así que unos años después, cuando Ricardo tenía 25 años, no encontró otra salida que aceptar las ideas de autogestión propuestas por sus trabajadores. Todo se fue desarrollando paso a paso.

Los trabajadores consiguieron evitar despidos masivos, ligar sus sueldos a los beneficios de la empresa, reducir el sueldo de los ejecutivos, se fueron organizando en grupos coordinados de entre 150 a 200 trabajadores, bajo un reducido staff directivo, en torno a Ricardo Semler. Hay tan sólo seis consejeros que ocupan el cargo de CEO(Consejeros Delegados) de forma rotativa cada seis meses; hay seis Partners que dirigen las divisiones y el resto son trabajadores asociados que ocupan distintos puestos.

Semco dejo así de trabajar bajo una estructura piramidal, haciendo esos grupos autónomos, derribando muros, ofreciendo la formación necesaria a las secretarias para que pudieran acceder a otros puestos,

Todos estos cambios funcionaron, y como los trabajadores tenían experiencia acumulada en todos los sectores, y parecían tener la formación adecuada para tomar decisiones se les permitió demostrarlo, así que cada trabajador tiene un voto en la toma de decisiones de Semco con el mismo valor que el voto de Semler.

Su sistema de organización interna es el siguiente: cada uno puede fijar su salario, los supervisores y trabajadores se contratan y despiden mediante una decisión democrática, las asambleas se pronuncian sobre cualquier tema y cada división cuenta con autonomía. Todas las normas están recogidas en un manual de supervivencia de unas 20 páginas en forma de comic.

La empresa está abierta a propuestas para crear nuevas divisiones autogestionadas, lo que la convierte en una empresa flexible y adaptable, que funciona, crece y se diversifica, porque no se trata de una organización desorganizada; su clave está en una perfecta e idéntica información para todos; no hay información oculta, la gente no puede disimular su incompetencia detrás de un cargo, ya que estos apenas existen y los que existen están sometidos al control de todos. Cada uno asume las consecuencias de sus actos, las cuales afectan al bolsillo del trabajador  e incluso a su puesto de trabajo.

Semler viaja mucho y pasa poco tiempo en su despacho, lo que hizo que los trabajadores modificaran el espacio eliminando su despacho. No hay tabiques, no hay recepcionistas , ni ningún otro tipo de trabajo específico, todo el mundo, incluidos los jefes, saben enviar un fax o hacer fotocopias. No hay horarios establecidos, pero como las unidades de trabajo necesitan coordinarse lo hacen adaptándose a sus necesidades.

Lo importante no es cómo haces las cosas, sino las cosas que haces.

En el año 2005, Semler sufrió un grave accidente de tráfico y no pudo asistir al trabajo durante mucho tiempo, pero no pasó nada, nada malo, la compañía siguió firmando contratos y creciendo durante esa temporada.

En la actualidad la presencia de Ricardo no es necesaria; él toma parte de las decisiones como uno más, pero la empresa funciona sin su presencia.

Semco  ha pasado a facturar 4 millones de $ (1981, cuando lo cogió) a facturar 212 millones de $ en el año 2003 y creciendo en los últimos 14 años un 27’5 % al año, y esto sin la continua supervisión estricta de unos jefes que dirijan todo el trabajo.

El Manual de Supervivencia en Semco es el siguiente:

  • Organigrama
    En Semco no se utiliza un organigrama formal. Cuando es absolutamente necesario esbozar la estructura de la empresa, hacemos un esbozo en lápiz y nos deshacemos de él lo antes posible.
  • Contratación
    Cuando alguien vaya a ser contratado o ascendido, los trabajadores de esa unidad tendrán la oportunidad de entrevistar y evaluar a los candidatos antes de que se tome una decisión.
  • Horario laboral
    Semco tiene un horario flexible y la responsabilidad para ajustarlo es de cada empleado. La gente trabaja a diferentes velocidades y con rendimientos diferentes dependiendo del momento del día. Semco hará lo posible para adaptarse a los deseos y necesidades de cada uno.
  • Entorno laboral
    Queremos que la gente se sienta libre para cambiar y adaptar las áreas de trabajo a su gusto. Pintar paredes o máquinas, colocar plantas o decorar el espacio es su decisión. La empresa no tiene reglas al respecto y no desea tenerlas. Cambia el área donde trabajas de acuerdo a tu gusto y el de los que te rodean.

 

  • Sindicatos
    Los sindicatos son necesarios para la protección de los trabajadores. En Semco los trabajadores son libres para sindicarse y la persecución de los que lo hayan hecho está absolutamente prohibida. Los sindicatos y la empresa no siempre están de acuerdo pero insistimos en que haya siempre respeto y diálogo.
  • Huelgas
    Las huelgas son consideradas normales. Son parte de la democracia. Nadie es perseguido por participar en huelgas siempre que represente lo que la gente de la empresa piensa y siente. Las asambleas de los trabajadores son soberanas al respecto.
  • Participación
    Nuestra filosofía está construida sobre la participación y la implicación. No te conformes con lo establecido. Da tu opinión, busca oportunidades y dí siempre lo que piensas. No seas una persona más en la empresa. Tu opinión siempre es interesante aunque nadie te la haya pedido. Mantén el contacto con el comité y participa en las elecciones. Haz que tu opinión cuente.
  • Evaluación por los subordinados
    Dos veces al año recibirás un cuestionario para rellenar que te permite expresar lo que piensas de tu jefe. Sé franco y honesto, no sólo en las formas sino también en la discusión que se propicie.
  • Comités
    Los empleados en Semco tienen garantizada la representación por parte de los comités de cada unidad de negocio. Lee los estatutos, participa y asegúrate de que tu comité realmente defiende tus intereses, los cuales a veces no coinciden con los de Semco. Vemos este conflicto saludable y necesario.
  • Autoridad
    Muchos puestos en Semco conllevan autoridad jerárquica. Presionar a los subordinados o hacerles trabajar con inseguridad o miedo, o cualquier otra falta de respeto, se considera un inaceptable abuso de autoridad y no será tolerado.
  • Seguridad del empleo
    Cualquiera que haya trabajado 3 años con nosotros o haya alcanzado la edad de 50, tiene una especial protección y sólo puede ser despedido con el visto bueno de diferentes comités. No significa que Semco no tenga políticas de despidos, pero estas medidas ayudan a mejorar la seguridad de nuestros empleados.
  • Cambio
    Semco es un lugar donde hay grandes cambios continuamente. No te preocupes por ellos. Los consideramos saludables y positivos. Observa los cambios sin miedo. Son una característica de nuestra empresa y su cultura.
  • Ropa y apariencia
    No tienen importancia en Semco. La apariencia de una persona no es un factor para contratar o ascender. Cada uno sabe cómo necesita vestir. Siéntete libre. Vístete con sentido común.
  • Vida privada
    Semco no interferirá con lo que hace la gente cuando esté fuera del trabajo siempre que no afecte a su rendimiento. Por supuesto, el departamento de relaciones laborales está a tu servicio para todo tipo de ayuda que necesites.
  • Créditos por parte de la empresa
    La empresa presta dinero a los empleados en situaciones imprevistas. Aunque los préstamos no incluyen la compra de una casa, un coche u otras adquisiciones de este tipo. Pero la empresa quiere que sepas que el día que tengas una dificultad o un problema estará allí para ayudarte.
  • Orgullo
    Sólo merece la pena trabajar en un sitio del que te puedas sentir orgulloso. Crea este orgullo asegurando la calidad en todo aquello que hagas. No permitas que un producto salga de la empresa si no cumple los más elevados requisitos. No escribas una carta o informe que no sea absolutamente honesto. No permitas que el nivel de dignidad decaiga.
  • Comunicación
    Semco y sus empleados deben esforzarse en comunicarse con franqueza y honestidad. Tienes que ser capaz de creer plenamente aquellos que tus compañeros te digan. Exige transparencia cuando tengas la más mínima duda.

 

  • Informalidad
    Celebrar una fiesta de cumpleaños al final de la jornada, irrumpir en reuniones a las que no se ha sido invitado o utilizar apodos forman parte de nuestra cultura.  No seas tímido ni te ciñas a las formalidades.
  • Sugerencias
    Semco no cree en otorgar premios por sugerencias. Queremos que todo el mundo se exprese, y todas las opiniones son bien recibidas pero no creemos saludable recompensar por ello con premios o dinero.
  • Vacaciones
    Semco no cree que nadie sea irremplazable; todos deberían tomar 30 días de vacaciones al año. Es vital para tu salud y el bienestar de la empresa. Ninguna excusa es buena para acumular días de vacaciones para otra ocasión.
  • Semco y las mujeres
    Las mujeres en Brasil tienen menos tasa de empleo, promoción y oportunidades financieras que los hombres. En Semco, las mujeres tienen varios programas organizados por ellas mismas para reducir esta discriminación. Tenemos 2 sugerencias al respecto:
    – Si eres mujer, participa.
    – Si no lo eres no te sientas amenazado y no te opongas a ello.

De este manual de supervivencia, los puntos que más me han llamado la atención son los siguientes:

Participación: Promueve y valora la iniciativa, la participación, reafirmación, seguridad en uno mismo, haciendo que cualquier trabajador se sienta igual de valioso en la empresa y sus opiniones sean tan importantes como las de cualquiera.

Cambio: Supongo que a la gente que no está acostumbrada a este ambiente les ponen en una situación inicial algo insegura, pero con el paso del tiempo en la empresa aprenderán a adaptarse y a ser flexibles sin que esto influya en su trabajo ni en su estado psicológico.

Ropa y apariencia: Todo el mundo cuando sale de su casa quiere sentirse cómodo con su imagen y con lo que lleva puesto, esta comodidad se refleja en la actitud y en el rendimiento, es de lógica, si estás a gusto trabajas más a gusto.

Orgullo: El trabajador aprende a trabajar con honestidad hacia la empresa y hacia él, de forma que, por ejemplo, se dará una labor por finalizada cuando sinceramente pienses que lo está.

Y un punto que me parece curioso, casi anecdótico es el de Informalidad: Resulta casi anárquico el hecho de que puedas hacer lo que quieras, cuando y donde quieras, como el llegar a suspender una reunión para celebrar una fiesta.

A diferencia de esta empresa el problema que existe en España es que para los empresarios no cabe la idea de que la productividad del trabajador es una variable que depende básicamente de los incentivos.

En España se cree que la productividad depende del tiempo que el trabajador dedica a la empresa, por lo que las variables son el horario y los costes.

Algo que tampoco se acepta fácilmente es que en las estructuras jerarquizadas es donde se refugian los mediocres, pero es cierto que la obsesión de trepar por la jerarquía es un estímulo para mantener una estructura en orden y para seleccionar a los “mejores”, estos “mejores” son los que en las empresas productivas y creativas serían despedidos por incompetentes.

Consejos de administración, accionistas y directores generales necesitan sentirse seguros ante el inseguro futuro que tienen por delante. Por esto los directivos salen orgullosos de las reuniones, con unos planes estratégicos que los empleados deberán seguir al pie de la letra. Si el plan o los empleados fallan se provoco un caos como ocurrió en Fíat, Enron o Parmalat.

Tienen planes perfectos y números precisos, pero son incapaces de predecir, a dos años vista, si generan ganancias o tendrán que cerrar el negocio.

En Semco todos trabajan con libertad y con mucho respeto. Semler, con este modelo de auto-gobernación, ve la mejor manera de construir una organización flexible y suficientemente fuerte para prosperar en tiempos duros. Así, fue capaz de sobrevivir no sólo al accidente que le mantuvo alejado y retirado durante tanto tiempo, sino también a las vueltas políticas y económicas de su país, desde dictadores de derechas a los populistas de izquierdas. Mientras que en este proceso temporal muchas empresas han tenido que cerrar, Semco continúa creciendo, y esto, gracias a un planteamiento tan sencillo como el de tratar a los trabajadores como adultos capaces de tomar decisiones, y así, ellos te responderán como adultos honrando la confianza.

Algunas páginas del comic “Semco Survival Manual”, que he conseguido encontrar son un ejemplo de todo este ambiento cómodo, distendido y propicio para trabajar. Este modelo ha servido de modelo a seguir y de inspiración para algunas empresas como es el caso de SafariNow.com.

About these ads

About ogilarranz

Estudiante de C.C.Trabajo
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s