EVOLUCIÓN EN LOS SISTEMAS DE GESTIÓN DE LA EMPRESA. (Tema 7)

Estos sistemas comenzaron a desarrollarse en USA durante la segunda guerra mundial para apoyar

la gestión de los recursos materiales que demandaba el ejército. Fueron llamados MRPS (Material Requirements Planning Systems), o sistemas de planeación de requerimientos de materiales. En la década de los 60, las compañías manufactureras retomaron la idea de MRPS con el fin de gestionar y racionalizar sus inventarios y planificar el uso de recursos de acuerdo a la demanda real de sus productos, por lo que los MRPS evolucionan a MRP (Manufacturing Resource Planning). En los años 80 la utilización de estos sistemas incluían conceptos como “Just in Time”, manejo de la relación con clientes y proveedores, entre otros, es así como los MRP evolucionan completamente hasta lo que se conoce como MRP II. En la década de los 90, producto de la globalización, las empresas comenzaron a requerir de sistemas que apoyaran la gestión empresarial, integraran las partes del negocio, promovieran la eficiencia operativa y sirvieran de soporte a aspectos críticos de la administración. Así la industria de software en un comienzo desarrolló aplicaciones para

integrar los distintos sistemas MRP I y MRP II, que años más tarde se transformaron en los sistemas empresariales integrados, conocidos actualmente como ERP (Enterprise Resource Planning) o Sistemas de Planeación de Recursos Empresariales.

Desde sus comienzos, los sistemas de producción JIT (Just In Time) persiguen la mejora continua, el incremento de la flexibilidad y la adaptación a las necesidades del mercado. La implantación y difusión de los sistemas JIT han consolidado, con el paso del tiempo, una serie de técnicas de producción que permiten fabricar una amplia gama de productos de calidad, con un inventario reducido y plazos de entrega adecuados, sin costes excesivos. Debido a esto las técnicas de producción JIT se han introducido en empresas de todo el mundo, marcando muchas de las pautas de los sistemas de producción del siglo XX.
Numerosos investigadores coinciden en apuntar que los inicios del JIT surgen en las funciones de aprovisionamientos de los astilleros japoneses. El exceso de capacidad de los fabricantes de acero permitía entregas muy rápidas a los constructores de barcos. Dichos constructores aprovecharon la situación haciendo que sus proveedores suministraran en menores cantidades con mayor frecuencia, con lo que se conseguía reducir sustancialmente los inventarios de materia prima. Este tipo de suministro (justo cuando se necesita) se extendió a otras empresas, que empezaron a exigir a sus proveedores entregas justo a tiempo, a la vez que aplicaban esta forma de trabajar en sus operaciones internas.

La filosofía JIT se traduce en un sistema que tiende a producir justo lo que se requiere, cuando se necesita, con excelente calidad y sin desperdiciar recursos del sistema.
Una definición para describir el objetivo de partida de un sistema JIT podría ser:
«Producir los elementos que se necesitan, en las cantidades que se necesitan, en el momento en que se necesitan».

Así, el objetivo de partida de los sistemas JIT, se traduce en la eliminación del despilfarro, sobreproducción (fabricar más productos de los requeridos),  operaciones innecesarias (que se tratan de eliminar mediante nuevos diseños de productos o procesos), desplazamientos (de personal y de material), inventarios, averías, tiempos de espera, etcétera.

A partir de los años 60, surge una nueva técnica con el nombre MRP Material Resource Planning (Planificación de Pedidos de Material), era una forma activa de gestionar y planear inventarios, explorando en busca de los productos finales a través de una planificación de producción específica y su transformación en una tabla ordenada de órdenes de pedidos y producción, no dejando de lado las cantidades en stock.

Con la llegada de los años 70, aparece una nueva técnica semejante al MRP pero modificada al nivel de la lógica de funcionamiento original. Era a CL MRP Closed Loop Material Resource Planning (Planificación de Pedidos de Material de Ciclo Cerrado). En esta nueva técnica, la capacidad de producción pasó a ser tomada en cuenta, resultando en una nueva inclusión de un método en el sistema, el CRP Capacity and requiring Planning (Planificación de Requisitos y Capacidades). 
Alrededor de la década de 80 el MRP-II que abordaba el concepto de la planificación de recursos de producción y la necesidad de ensanchar la gestión a otras áreas de la empresa. Dicha evolución ha dado lugar a los actuales sistemas de gestión integral de la empresa ERP.

 Un sistema MRP integra las actividades de producción y compras. Programa las adquisiciones a proveedores en función de la función de la producción programada y debe cumplir con lo siguiente: asegurarse de que los materiales y productos solicitados para la producción son repartidos a los clientes, mantener el mínimo nivel de inventario, planear actividades de fabricación, entrega, compras. Y sus objetivos son: disminuir inventarios, determinar cuántos componentes se necesitan y cuándo hay que implantar el Plan Maestro de Producción, disminuir los tiempos de espera en la producción y en la entrega, determinar obligaciones realistas e incrementar la eficiencia.

Las técnicas MRP  son una solución relativamente nueva a un problema clásico en producción, el de controlar y coordinar los materiales para que se hallen a punto cuando son precisos y al propio tiempo sin necesidad de tener un excesivo inventario.

Estos sistemas han estado evolucionando en forma continua. Inicialmente se usaba el MRP para programar inventarios y producción (Sistemas MRP I) luego se fue incluyendo la planificación de capacidad de recursos (Sistemas MRP II), y por último una vez desarrollado los otros sistemas, se amplía el sistema a la planificación y control de otros departamentos de la empresa (Sistemas MRP III).

El procedimiento del MRP está basado en dos ideas esenciales:

– La demanda de la mayoría de los artículos no es independiente, únicamente lo es la de los productos terminados.

– Las necesidades de cada artículo y el momento en que deben ser satisfechas estas necesidades, se pueden calcular a partir de unos datos bastantes sencillos

El MRP I es el sistema de planificación de materiales y gestión de stocks que responde a las preguntas de, cuánto y cuándo aprovisionarse de materiales. Este sistema da por órdenes las compras dentro de la empresa, resultantes del proceso de planificación de necesidades de materiales.

Mediante este sistema se garantiza la prevención y solución de errores en el aprovisionamiento de materias primas, el control de la producción y la gestión de stocks. Es un sistema que puede determinar de forma sistemática el tiempo de respuesta (aprovisionamiento y fabricación) de una empresa para cada producto. 
El MRP I pretende dar un enfoque más objetivo y disciplinado al determinar las necesidades de materiales de la empresa.
Los beneficios más significativos son: satisfacción del cliente, disminución del stock, reducción de las horas extras de trabajo, incremento de la productividad, menores costos, incremento de la rapidez de entrega, coordinación en la programación de producción e inventarios, rapidez de detección de dificultades en el cumplimiento de la programación y posibilidad de conocer rápidamente las consecuencias financieras de nuestra planificación.
El sistema MRP II implica la planificación de todos los elementos que se necesitan para llevar a cabo el plan maestro de producción, no sólo de los materiales a fabricar y vender, sino de las capacidades de fábrica en mano de obra y máquinas.
Este sistema de respuesta a las preguntas, cuánto y cuándo se va a producir, y a cuáles son los recursos disponibles para ello.
Estos sistemas han sido orientados principalmente hacia la identificación de los problemas de capacidad del plan de producción (disponibilidad de recursos frente al consumo planificado), facilitando la evaluación y ejecución de las modificaciones oportunas en el planificador,
ofreciendo una construcción de procesos de planificación, simulación, ejecución y control cuyo principal cometido es que consigan los objetivos de la producción de la manera más eficiente, ajustando las capacidades, la mano de obra, los inventarios, los costes y los plazos de producción. Otra característica del MRP II es el control en bucle cerrado pretendiendo en ésta forma que se alimente el sistema con los datos relativos a los acontecimientos que se vayan sucediendo en el sistema productivo, lo que permitirá realizar las sucesivas replanificaciones con un mejor ajuste a la realidad.

El MRP II consta de cinco niveles, cuatro de ellos son de planeamiento y uno de control y producción: Plan empresarial, plan agregado de producción, plan maestro de producción, plan de requerimientos de material y programación y control de taller.

El sistema CRM es una adaptación del MRP ante la aparición de nuevas formas de aproximación a los clientes; constituye un elemento clave en la relación con los clientes, permitiendo tanto la gestión automatizada de los diferentes canales existentes como el análisis detallado de toda la información recogida, y poder adoptar las estrategias más idóneas que promuevan cambios en la organización y en los procesos, y más tarde, en los sistemas de información de la empresa.

Los sistemas CRM han crecido mucho debido a que con la ventaja de los productos reducida o desaparecida en la mayoría de las industrias, la relación con los clientes es el único elemento que puede proporcionar ventaja competitiva y esto los sistemas ERP no lo han conseguido, y también porque los clientes acceden a Internet, y tienen a su disposición toda la información sobre la competencia y cambiar a un competidor es tan sencillo como dar un click en el ratón.

Los Sistemas ERP se han definido como un sistema global de planificación de los recursos y de gestión de la información que de forma estructurada puede satisfacer la demanda de las

necesidades de gestión de la empresa. Son paquetes de software que permiten a las empresas evaluar, implementar, automatizar, integrar y gestionar de forma eficiente las diferentes operaciones que se presentan. Un sistema ERP es una solución informática integral que está formada por unidades interdependientes denominadas Módulos.

Las características de este sistema son:

Arquitectura Cliente /Servidor. Un servidor tiene capacidad para atender a varios clientes

simultáneamente

Elevado número de funcionalidades lo que permite abarcar prácticamente la totalidad de los procesos de negocio.

Grado de abstracción ya que tiene la capacidad para manejar cualquier tipo de circunstancias que

pueda tener lugar en la empresa.

Adaptabilidad. Son sistemas capaces de adaptarse a cualquier empresa.

 Modularidad. Están formados por un número específico de módulos, independientes entre sí, pero que a la vez están comunicados. Los principales módulos son: Contabilidad financiera, Contabilidad de Gestión, Gestión del proyecto, Gestión del flujo de trabajo, Logística, Producción, Recursos Humanos, Ventas y marketing.

Orientación a los procesos de negocio.

Universalidad, ya que puede ser usado por cualquier organización.

Existen efectos inmediatos y prácticos que tendrá la implantación del sistema ERP sobre las personas implicadas tales como: reducción y eliminación de tareas debido a la integración y automatización de funciones, reducción del soporte de documentación en papel y de circulación de listas de información, consistencia e integridad de la información, ayuda a la toma de decisiones y al análisis de los usuarios gracias a una disponibilidad de más información, más exacta y en tiempo real.

Lo más destacable de un ERP es que unifica y ordena toda la información de la empresa en un solo lugar, de este modo cualquier suceso queda a la vista de forma inmediata, posibilitando la toma de decisiones de forma más rápida y segura, acortando los ciclos productivos; la empresa estará bajo control e incrementara la calidad de sus servicios y productos, se eliminarán las barreras ínter departamentales y la información fluirá  por toda la empresa eliminando la improvisación por falta de información.

Con la llegada de la tecnología, las empresas manufactureras han encontrado ambientes competitivos más duros y deben competir en términos de menor costo y mayor calidad. Un factor de costo que las empresas buscan reducir continuamente es el costo del inventario. Una de las técnicas de fabricación que se han introducido para atender el problema es el concepto de Planificación de Requerimientos de Materiales (PRM). La puesta en práctica de la PRM se hizo popular en los años 70 y 80 y ha sido adoptada por distintas empresas manufactureras. Es un conjunto de técnicas que toma el Plan Maestro de Producción y otra información de registros de inventario y documentos de estructura de productos como entradas para determinar los requisitos y el cronograma de tiempos para cada artículo.

Este sistema de gestión del inventario es apropiado para artículos que tienen una demanda dependiente, también es aplicable en industrias que ofrecen una variedad de productos terminados en los que el cliente puede elegir entre muchas opciones.

El sistema PRM utiliza la información que relaciona un producto de manufactura con sus componentes y la información actual del estado de los componentes para proyectar el número de cada componente requerido y apoyar la producción futura prevista.

Las entradas básicas al proceso PRM son un Plan maestro de producción de productos finales, 

lista de materiales,  archivo de estado de inventario y el plazo de entrega. Y las salidas incluyen  órdenes de compra, órdenes de trabajo y avisos de acción o avisos de cambio de planificación. 

Siguiendo con la evolución de la tecnología ha aparecido de manera relativamente reciente en el mundo de la informática el programa Middleware, esté es un software de conectividad que ofrece un conjunto de servicios que hacen posible el funcionamiento de aplicaciones distribuidas sobre plataformas heterogéneas. Funciona como una capa de abstracción de software distribuida, que se sitúa entre el sistema operativo y  la red. El middleware nos permite trabajar con otros sistemas operativos y lenguajes de programación.  Dependiendo del problema a resolver y de las funciones necesarias, serán útiles diferentes tipo de servicios de middleware.

Por lo general el middleware del lado cliente está implementado por el Sistema Operativo subyacente, el cual posee las bibliotecas que implementan todas las funcionalidades para la comunicación a través de la red.

About ogilarranz

Estudiante de C.C.Trabajo
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s